Hiroshima

Un exquisito rincón japonés en el corazón de Encarnación

El Embajador de Buena Voluntad de la cocina japonesa

Shunzuke Oda, embajador de Buena Voluntad de la cocina japonesa, inauguró esta casa de comidas en 1997 y desde entonces ha trabajado para difundir su cultura en Encarnación, a través del arte culinario del sushi.

Hiroshima es una sucesión interminable de imágenes y sensaciones: la hospitalidad de su gente, elmatiz de los gestos, las miradas y las palabras. La decoración típica, la melodía calma de la tradicional música oriental. Es también la clásica vajilla de porcelana y las técnicas culinarias con sus ingredientes de altísima calidad, sus sabores, sus colores y sus proporciones.

Todo ello nos transporta a miles de kilómetros al otro lado del mundo, con el objetivo de hacernos vivir el omotenashi de los japoneses.

Omotenashi: servir desde el corazón.

Omotenashi es el vocablo japonés para la hospitalidad, el servir desdeel corazón. Y es la palabra que elige Odapara definir su  misión de hcaernos vivir una experiencia distinta.

La historia del Restaurante Hiroshima ccomienza 22 años atrás, cuando el Oda volvió a Encarnación desde Japón, lugar al que viajó tras culminar sus estudios secundarios y en donde se formó y especializó en este tipo de gastronomía milenaria.  

De su madre y su abuelo, propietarios de un hotel en Encarnación por muchos años,  adquirió esa vocación de servicio, e impulsado por el deseo de dar a conocer su cultura decidió inaugurar su restaurante en 1997.

Si hay algo que caracteriza a la cultura japonesa son sus valores, arraigados al trabajo duro, la disciplina, el orden, el respeto y la sutileza. Cuestiones definidas y arraigadas a la vida del maestro Shunsuke Oda, las cuales lo llevaron a ser designado este año Embajador de Buena Voluntad de la Cocina Japonesa por parte del Gobierno de Japón, y ello fue el claro reflejo de una labor desarrollada día a día con mucho respeto y dedicación.

Hiroshima es la casa en donde la especialidad es el sushi y en la cual no solo experimentamos un producto sabroso y de calidad. Nos llevamos consigo la sensación de haber trasladado sus sentidos al otro lado del mundo con nosotros esa sensación de haber descubierto solo algunos de los rasgos característicos de la gastronomía japonesa, razón más que suficiente para pensar en nuestro próximo regreso.

Restaurante Hiroshima. 

Calle 25 de Mayo, Encarnación, Paraguay.

Martes a domingos de 11:30 a 14:00 y de 19:00 a 23:30. Sábados de 19:00 a 24.

Calificacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *